La radiofrecuencia corporal se utiliza para reduce la celulitis y proporcionar elasticidad a la piel. Se trata de una técnica no quirúrgica y que no es agresiva ya que no tiene efectos secundarios.

Gracias a la aplicación de ondas electromagnéticas que producen un calor intradérmico se puede llegar a las capas más profundas de la piel sin dañar la dermis. Durante la sesión el paciente siente maniobras de masaje y un calor agradable y relajante. 

Los resultados son una piel más firma, lisa e hidratada. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Productos destacados