El tratamiento de radiofrecuencia pulsada ayuda a combatir la pérdida de elasticidad y la aparición de celulitis en la piel. Asimismo, favorece la circulación de la zona tratada, que puede ser facial o corporal. 

Además de mejorar y corregir la textura, flacidez y volumen de la piel, sirve para incrementar los resultados de algunos tratamientos como la mesoterapia virtual.

La radiofrecuencia pulsada consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que producen un calor intradérmico estimulando los fibroblastos. De esta forma, se mejora la circulación sanguínea y la regeneración del colágeno, al mismo tiempo que se recupera la elasticidad de la piel. 

Los resultados son inmediatos ya que desde la primera sesión se puede apreciar una piel más hidratada, firme y lisa. A medida que se alarga el tratamiento los resultados se van incrementando. De esta manera, a los 28 o 29 días es cuando se ve verdaderamente el resultado, que es cuando el colágeno ha conseguido una mayor activación.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Productos destacados